¿Qué es LISP?

 

El funcionamiento de Lisp se basa en el cálculo lambda, que consiste en un modelo universal de computación capaz de simular cualquier máquina de Turing. Su nombre, debido a la letra griega lambda, se utiliza en términos de vincular una variable a una función. Este tipo de cálculo es sorprendentemente simple y potente. Su núcleo se basa en dos fundamentos bastante simples: la abstracción de funciones (sirve para generalizar expresiones a través de la introducción de variables) y la aplicación de la función, utilizada para evaluar expresiones dándoles nombres a determinados valores.

Lisp no tardó en convertirse en el lenguaje favorito en el mundo de la Inteligencia Artificial. Su uso en el MIT se volvió algo habitual en numerosos proyectos de investigación. A diferencia de otros lenguajes, su base matemática le permitía resolver operaciones y ser utilizado para probar teoremas. 

Muchos de los lenguajes y algunos de los programas más revolucionarios de la Inteligencia Artificial a lo largo de la historia están basados en Lisp. De hecho, términos tan habituales como If, Else o Then fueron inventados por John McCarthy.

A pesar de lo conocidos que nos resultan éstos términos, Lisp utiliza una estructura distinta a la de otros lenguajes de programación, sobre todo en lo que a las operaciones matemáticas se refiere. Sin embargo, no es un lenguaje que resulte complicado de comprender.

Nuestro sitio utiliza cookies: algunas son esenciales para hacer que el sitio funcione, otros nos ayudan a mejorar la experiencia de usuario. Al utilizar el sitio, usted acepta el uso de estas cookies. Para obtener más información sobre las cookies y cómo puede deshabilitarlas, lea nuestra política de cookies